12 noviembre 2008

El Orfanato del Terror -

Hoy el periódico 20minutos, sirviendose de la información facilitada por el subjefe de Policía David Warcup, ha dado un tremendo batacazo y casi hundido por completo esta estremecedora historia y ha puesto en entredicho a los agentes de la ley que abrieron el caso.

Os pongo en antecedentes. En Jersey, un paraíso fiscal en el Canal de la Mancha, durante el transcurso de una investigación sobre maltrato y abuso sexual de niños en Haut de Garenne, la policia halló en el orfanato, restos de los cuerpos de al menos cincon niños de entre cico y once años. Se trataba de 65 dientes de leche y 100 fragmentos de huesos.

Según la BBC existía una tremenda incertidumbre a la hora de datar los huesos, encontrando diferencias de hasta 300 años de unos análisis a otros, y esto imposibilitaba el abrir una investigación por homicidio, según aseguraba el inspector al cargo, Lenny Harper.

En el transcurso de la investigación que duró cerca de 2 años, se encontraron pruebas suficientes para acusar a 3 individuos y encontrar a 18 más sospechosos de tan macabros crímenes. Pero no acaba aquí la cosa, durante la investigación, aseguraron encontrar pruebas evidentes de que hubo un intento fallido de quemar los restos humanos (pruebas) y de un traslado posterior a otras dependencias de la zona. La investigación se centraba en la casona donde antiguamente estaba el orfanato y en un bunker de la 2ª Guerra Mundial que distaba a unos escasos 500 metros. Incluso se culpó a las autoridades de la época de ocultar una aberración tan evidente.

El Orfanato a finales del 1865 pasó a ser una casas de acogida para niños de clases medias y bajas a los que no se les dudaba en castigar severamente, incluso con un látigo si era preciso.

No obstante, el ocultismo y la especulación creciente con el paso de los años, hizo que el Sr. David Warcup investigara a fondo lo sucedido, y que lo que averiguó le llevó a declarar que no hay "ninguna prueba" de que algún niño hubiese sido asesinado o cuerpos destruidos y reveló que los más de 150 huesos recabados pertenecen a animales, salvo tres que podrían ser de origen humano, de los cuales hasta dos tendrían hasta cinco siglos de antigüedad, más incluso que el propio edificio.

En este sentido, el responsable policial desmontó cada una de las teorías sostenidas por su predecesor, Lenny Harper, y explicó que el supuesto fragmento de cráneo de un niño que aceleró el proceso en el antiguo orfanato es en realidad parte de un coco fosilizado que dataría de la época victoriana, según dedujeron expertos del Museo Británico.

Por lo que respecta a los restos de grilletes que probarían las torturas, se trata de "piezas de metal oxidado" y no hay evidencias que vinculen su uso a "actividades sospechosas". Además, no hubo nunca los restos de sangre alegados por Harper y los únicos que se encontraron aparecieron en un lavabo que no se habría empleado desde 1920.

En cuanto a las "cámaras subterráneas secretas", son simplemente agujeros en el suelo, según Warcup, que descartó que las cuatro estancias a las que los forenses fueron accediendo desde febrero fuesen "mazmorras". Por todo, concluyó que su evaluación de las evidencias forenses "no indica que hubiese asesinatos de niños o de otras personas" en el hospicio de Haut de la Garenne. "Tampoco creemos que haya pruebas que indiquen que los cuerpos hubiesen sido destruidos, enterrados o escondidos", aseveró.

En consecuencia, consideró "muy desafortunada" y dijo "lamentar mucho" la información difundida por la policía.


Via: 20minutos.es y mqh.blogia.com