"Aquellos que no recuerdan la historia están condenados a repetirla".
Situado a unos 65 kilómetros, al oeste de Cracovia - el complejo de campos de concentración de Auschwitz fue el más grande que creó el régimen nazi. Incluía tres campos principales, en los cuales, los prisioneros eran sometidos a trabajos forzados. Desempeñó un papel fun
damental en el plan alemán para exterminar a los judíos europeos.

El complejo comprendía un territorio de 40 kms2, del que también formaba parte un coto vedado muy extenso. Bajo el mando del primer comandante, Rudolf Höss, se empezó a construir en mayo de 1940 el campo, que más tarde se conocería como Auschwitz I, o campo central. Esta primera ampliación estaba proyectada para 7,000 presos y comprendía 28 edificios de ladrillo de dos plantas, así como otros edificios adyacentes de madera. Por término medio, el número de presos ascendía a 18,000. Dos alambradas de espino con corriente de alta tensión cercaban la totalidad de la superficie. En un letrero sobre la puerta de entrada al campo se podía leer, en señal de desprecio y sarcasmo, el lema “EL TRABAJO TE HARÁ LIBRE”Allí toda crueldad e infamia, toda bestialidad y aberración, toda atrocidad y todos los horrores, se habían dado cita para transformar el lugar en un verdadero infierno. Continuas muertes por enfermedades y por inanición, frío, fatigas agotadoras, escorbuto, disentería, traumas e infecciones. El pelotón de fusilamiento acribillaba a docenas a la vez contra un paredón forrado de caucho, para atenuar el ruido del disparo. En la plaza de armas, cinco personas subían a la banqueta. El verdugo les colocaba el lazo al cuello. Con una patada a la banqueta quedaban las víctimas suspendidas.
Auschwitz se había hecho famoso por la instala
ción de la primera cámara de gas, la cual comenzó a operar el día 15 de agosto de 1940. Lo que más se temía no eran las balas, ni las horcas, ni las cámaras de gas, sino los sótanos de la muerte, o “Bunkers”, por la lenta agonía, y el martirio enloquecedor del hambre y de la sed.
Seguir Leyendo aquí
Algunas imagenes pueden herir tu sensibilidad.






2 comentarios:

·Gwen· dijo...

Siempre me ha impresionado esta macabra parte de la historia sobre los campos de concentración y de como se pudo llegar incluso "a industrializar la muerte". Mira que he indagado sobre biografías de infames asesinos/as de todo tipo y a cada vez que leo o veo algo sobre este tema siempre recuerdo detalles sobre lo que luego se ha ido encontrando que no se encuentran en los actos más atroces del peor psicópata habido hasta el momento.

Buen articulo y buena cita la del principio, son de las que suelo utilizar normalmente juento la de "yo soy yo y mi circunstancia" y "cada sociedad aprende lo que necesita y la siguiente la olvida", entre otras.

Saludos.

Pertegaz dijo...

Desperto mi curiosidad un documental del canal HISTORIA que vi recientemente, y en el que se veian imagenes de una tremenda escavadora apilando cadaveres, como si fueran piedras o arena. Sin duda una imagen que jamás nadie debería ver, pero que sino tomamos consciencia... volveremos a ver.

Un saludo